25 de mayo de 2009

Comenzando a dibujar la agenda del segundo semestre

La mirada femenina desde La ciencia juridica y sus dos maridos.
Termino de recibir un conmovedor e-mail de Julieta Rodriogus Saboia Cordero, una de las más grandes y queridas exploradoras de mis territorios desconocidos, la que inaugura esa extraña, diferente y maravillosa relación que conseguí construir con las mujeres a lo largo de mi vida si me piden que caracterice o trate de establecer algunas de las coordenadas que fundamentan y hacen de esos vínculos lo que son, no podría. Pero aquellas con las que constití esas relaciones tan particulares e indefinibles saben de lo que estoy hablando. Creo que ellas tampoco podrían dar ninguna caracterizacion de esos vínculos, a pesar que coincidirían en lo que ahora estoy afirmando. Freud se sentiría privilegiado de contar con el cariño, o el amor de La Salome que puede decir yo que cuento con el cariño de un grupo que nunca termina de sorprenderme. No son amores platónicos, tampoco son amores sexuados, son amores que exhalan permanentemente el perfume de la sensibilidad sensual, de una, diría, sensuasensibilidad. Son amores que me constituyen, que forman mi otra, lo femenino que muestra lo que yo no se que soy. Ellas constituyen los flujos mas fuertes de mi subjetividad y son las que me dieron y me siguen dando mi centro de gravedad epistémico (que es fundamentalmente femenino). Todas tienen para mi el más superlativo grado de importancia porque cada una es única y suprema. No existen jerarquías entre las diosas del Olimpo. La única diferencia que podría establecerle sería en la intensidad con que yo gravite en ellas, en la medida que pude ser el otro masculino que les revela algo de ellas que ellas mismas no consiguen saber. En la reciprocidad hermeneutica esta la determinaciòn de los modos en que me gravitan y las gravito. A partir de estos devaneos, que me desperto el email de Juliete, se me ocurrió hacer un grupo de trabajo quincenal o de 20 en 20 dias sobre la mirada femenina a partir de la ciencia juridica y sus dos maridos y de los caminos que esas miradas pueden rebelar o revelar. Espero impresiones. Gracias. Eso a lo mejor explica o suma un sentido mas al hecho de que la Casa Warat integra Mujeres al frente.

0 comentarios: