20 de abril de 2012

Somaterapia

Instrumentos para la libertad


La somaterapia es una técnica que relaciona la psicología reichiana con una propuesta de trabajo corporal. El resultado, una terapia cuyo abordaje desde el cuerpo se asienta en la capoeira Angola. Creada en Brasil por el escritor Roberto Freire, se trata de una práctica cuyo cimiento es la búsqueda de la libertad.


Se la denomina “soma” en la jerga y articula el trabajo corporal y las dinámicas de grupo autogestivas. En un proceso que dura aproximadamente un año y medio, esta terapia libertaria busca establecer una relación directa entre la psicología y la política, a través del cruce de la obra de Wilhelm Reich con el pensamiento libertario. Mirar lo cotidiano -lo que llamamos “política de lo cotidiano”-, la valorización del placer como ética y como indicador de nuestra singularidad, y el cuerpo como unidad son algunas de las especificidades de la somaterapia, una unión de diversidades.


Quienes ejercemos esta técnica terapéutica, comprendemos el acto político como una contribución cultural de nuestra formación en el desarrollo antropológico de la especie humana; que complementa la acción espontánea, biológica y necesaria de la más completa y satifactoria organización social. La actividad política sirve, básicamente, para solucionar conflictos personales en los proyecto de organización social. Sin embargo, historicamente, el autoritarismo implantado en las relaciones humanas viene impidiendo el desarrollo de la solidaridad y las decisiones en consenso en su acción política, impidiendo el ejercicio de una justicia social verdadera. Por eso creemos que la opción anarquista presenta soluciones mejores para superar ese desvío de la vocación gregaria del hombre como especie. Por lo tanto, no consideramos satisfactoria la forma de hacer política tradicional, adoptada por los partidos en la pseudodemocracia, con mayor poder de la mayoría sobre la minoria, el establecimiento del poder jerárquico y arbitrario por la fuerza, por las armas y por el dinero.


Wilhelm Reich, en el inicio del siglo XX, vio surgir de estos conflictos de poder no solo la neurosis como parte integrante de un engranaje social sino también como su implicancia en los fenómenos del cuerpo. Segun él, los bloqueos energéticos pueden ser disueltos por el placer orgásmico. Con este concepto, escandalizó a la sociedad vistoriana cuando afirmó: “quien no tenga orgasmos frecuentes y satisfactorios tendrá fatalmente una vida empobrecida”.

Reich demostró que en el momento del orgasmo sexual, la persona (más allá de la obtención de un intenso placer) produce en sí misma un corto circuito energético capaz de armonizar la energía vital en todo su cuerpo, eliminando áreas casi desprovistas de energía y otras en exceso. Reich descubrió además los mecanismos espontáneos y naturales que también armonizan la energía vital: bostezar, desperezarse, reirse a carcajadas, llorar, bailar, etc.

La soma, al valorizar la importancia del trabajo corporal en terapia, creó y desarrolló sus ejercicios corporales. Utiliza la capoeira Angola con esa misma finalidad desbloqueadora y basada en la búsqueda del placer corporal, sensual, aunque no necesariamente generador de placer sexual. Además de producir un masaje bioenergético, la capoeira Angola es un instrumento de lucha.

Entender cómo puede representar un medio de resistencia política, en la actualidad, es una apuesta a su poder libertario. Lejos de tratarse de cualquier receta de liberdad, la capoeira Angola representa un potente instrumento de lucha en el presente.

www.somaterapia.com.br






João da Mata


joaodamata@somaterapia.com.br


Fuente: www.revistaquilombo.com.ar



0 comentarios: