19 de enero de 2011

Palabras



De las palabras y la poesía

I

Ya que no eres puro, castiga tu lengua, calla; limpia tu corazón de alimañas; límpialo de palabras. Vuelve al Silencio.
Pero guárdate de la mudez, de la muerte de la Palabra. El Silencio no es la mudez, es la Casa de la Palabra.
Guárdate de las palabras, guarda tu corazón de alimañas, guarda a tu prójimo de alimañas.
Guárdate de las razones, de los argumentos: guárdate de alimañas.
La palabra no necesita razones, no necesita arreos; deja los arreos con las bestias esclavas.
Cuando sea preciso, di tu Palabra.
Tu Palabra es tu carne y tu alma; tu palabra es tu arma.
Si no puedes decir tu Palabra, cállate, recógete en el Silencio, espera la Palabra.
La Palabra es el signo del Ser.
Por la Palabra eres en el Uno.

II

En el Poema, di la Palabra, tu Palabra.
Guárdate de la seducción de las palabras hermosas, de las palabras vacías, de las palabras fáciles, de las palabras prostitutas que se acuestan con todas las lenguas, que dan placer a los charlatanes.
El Poema es el Camino de la Palabra.
Limpia el Camino de alimañas, de prostitutas.
La Poesía es la Cima, es el Fin del Camino de la Palabra.
Si no puedes alcanzar la Cima, vuelve al Principio, vuelve al Silencio, limpia de nuevo el Camino. Espera.
Pero si alcanzas la Cima, no te envanezcas: rodarás por la Pendiente, hozarán en ti las alimañas.
Castígate, ya que no eres puro; merece tu Palabra. Si la mereces, quizá merezcas la Poesía.
Limpia el Camino, castiga tu corazón, no te envanezcas de la Belleza. Merece la Poesía.

[1964. De A destiempo, 1966]


Miguel Angel Fernández (*)




(*) Nace en Asunción en 1938. Poeta y crítico. Licenciado en Humanidades. Profesor de Literatura Hispanoamericana y de Lingüística y Semiótica en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción. Editor filológico de obras de Rafael Barrett, Hérib Campos Cervera, Josefina Plá, Augusto Roa Bastos, José Concepción Ortiz, Julio Correa y otros. Sus poesías han sido traducidas al francés, inglés, alemán y portugués.



.

0 comentarios: