10 de diciembre de 2010

Sueño didáctico



Surrealismo e ideología


Pensando la ideología a partir del surrealismo, ella puede ser focalizada como la imaginación (un enmarañado de ficciones) que determina un control exterior de las relaciones entre los hombres.
Apartándome del punto de vista que mostraba la ideología como falsificación de conciencia u ocultamiento del mundo, la presento como un sistema de ficciones que procuran conducir las relaciones entre los hombres, construyendo una realidad univoca.

Estoy hablando de la construcción de una realidad donde se pierde la autonomía de los deseos por la percepción univoca del mundo.
Frente a las ficciones ideológicas, puede, entonces, surgir otro tipo de realidad imaginaria, un realismo mágico que permita entender la realidad ficcional en que nos insertamos por un cierto ejercicio institucional del poder.

El sueño didáctico, como realismo mágico, nos permitirá, también, establecer una comprensión, por lo fantástico, de los modos en que el saber es usado para permitir el entendimiento y aprendizaje de las ficciones ideológicas.

Nuestro universo comprensivo se amplia notoriamente cuando nos permitimos soñar dándole acceso a nuestras utopías interiores. Quien se entrega con entusiasmo a la imaginación poética esta permitiendo participar con pasión en los acontecimientos. Además, se estaría produciendo una lectura emocional del mundo, que nos daría amplias condiciones para vivir experiencias transformadoras.

El sueño didáctico propicia una lectura semiológica de lo cotidiano. Procura la producción de textos “existenciales” para el momento que se esta viviendo. Textos que permiten descubrir las redes sutiles que el totalitarismo teje en el uso diario del lenguaje.



Fuente: "Manifiesto de Surrealismo Jurídico" LAW


0 comentarios: