13 de diciembre de 2010

Arte en el hospital neuropsiquiátrico de Buenos Aires


EL FRENTE DE ARTISTAS DEL BORDA RECLAMA LA CONDUCCION DE UN CENTRO CULTURAL

Arte contra la lógica manicomial


El Hospital Borda reabrió hace un año un centro cultural que había cerrado una gestión anterior. El Frente de Artistas, con 26 años de trayectoria, reclama participación en su conducción.

El centro cultural es un galpón colorido ubicado en el fondo del Borda, que sobresale entre los grises pabellones que caracterizan al hospital psiquiátrico. Ese espacio, donde funcionan talleres de escritura, pintura y fotografía, entre otros, “estuvo cerrado durante cinco años y en septiembre de 2009 reabrió” sus puertas, informa el médico psiquiatra Daniel Camarero, su director.

De la reapertura del centro no pudo participar el Frente de Artistas del Borda (FAB), cuyos integrantes han sido pioneros en el desarrollo de la actividad artística en el hospital. Según explicó a este diario Alberto Sava, psicólogo social y uno de los fundadores del FAB, “poner a un psiquiatra al frente del centro responde a una lógica manicomial que va en contra del objetivo del Frente, un proyecto demanicomializador, donde el sufrimiento mental sea abordado de manera inclusiva y social”. Y reclama que “el centro cultural del hospital esté conducido por artistas”.

El Frente de Artistas del Borda tiene 26 años de existencia y en su haber cuenta con más de tres mil funciones artísticas, el impulso del Festival y del Congreso Latinoamericano de Artistas Internados y Externados de Hospitales Psquiátricos, que se realizan cada dos años, y la creación de la Red Argentina de Arte y Salud Mental. “Eso demuestra la trayectoria de esta iniciativa, que promueve la desestigmatización de la locura a través del arte. Por eso, creemos que somos merecedores de dirigir un centro cultural. El Frente fue el primer grupo de artistas que se creó en el Borda”, destacó Sava.

Camarero, por su parte, explicó a Página/12 que desde la conducción del hospital “no existe ningún problema con nadie”. “Me siento corrido de este conflicto, aunque no entiendo el reclamo. ¿Los médicos no podemos participar del arte?”, se preguntó.

El subdirector médico del Borda, Alfonso Carofile, explicó que “en la administración de Miguel Angel Materazzi el centro fue cerrado. Durante algunos años estuvo abandonado y por iniciativa de médicos y pacientes fue reabierto”. Tras su reapertura, además de los talleres, se armó un museo con las historias clínicas de pacientes que estuvieron internados hace cien años, fotografías antiguas y elementos en desuso.

“Las actividades están abiertas a toda la comunidad del hospital”, agregó Camarero. Profesionales y pacientes participan de los talleres con el objetivo de “generar un espacio de bienestar y acompañamiento terapéutico”. “No tenemos ningún cuestionamiento al trabajo del Frente.” Aunque admitió que no los convocaron para la reapertura, aclaró que todos pueden participar.

En cambio, según Sava, “cuando el centro aún estaba cerrado y se hablaba de su reapertura, nos acercamos al entonces director del Borda, Juan Garralda, para manifestarle nuestra intención de hacernos cargo de ese espacio. Garralda nos dijo que lo iba a estudiar, pero que lo veía difícil. Después, nos enteramos de la reapertura bajo la dirección de un médico psiquiatra”.

El Frente de Artistas cuestiona que no se los haya tenido en cuenta para la elaboración de la iniciativa. “No se valorizó el trabajo de muchos años a favor de la calidad de vida de las personas que viven y trabajan en el hospital. Así, reafirman políticas que no favorecen la transformación de la lógica manicomial”, afirma la FAB, que llevó su reclamo a la Comisión de Seguimiento de la Ley de Salud Mental de la Legislatura.

El propósito de que un artista esté en la conducción del centro tiene que ver con la idea de no fomentar “la lógica manicomial”, explicó Carlos Moretti, un ex internado que coordina desde hace años el taller de plástica del FAB. “Estamos convencidos de que el centro cultural debe estar en manos de los artistas porque si no se repite el arte-terapia. En cambio, en el Frente el paciente viene a hacer arte y nada más.”

Fuente: Página 12

1 comentarios:

Mariana Veras dijo...

Querido Cronópio Mor,
Onde estarás? Carregando a sua lucidez insana ... talvez jamais plenamente compreendida. Espero que permaneça em um lindo cenário onírico, perto de Deus, “...um Deus que saiba dançar”!