5 de agosto de 2010

Onfray

Michel Onfray; el hedonismo entre el placer y su carencia

II Parte

Por Adolfo Vásquez Rocca.





Se está produciendo un documental sobre sus ideas, y usted se presenta en medios masivos. ¿Hay una apertura de la filosofía en ese sentido?

Para el documental estoy escribiendo el guión. Es una colección que se ocupó de Deleuze, Sartre y Baudrillard, y reduce todo el trabajo a ciertas claves que permitan comprender la obra entera. Creo que el cine es un acercamiento posible a la filosofía, como la radio, la TV o el video. Son medios para llegar a gente que a lo mejor no se atreve a leer un libro. Hay quienes están a favor y en contra. Los que están a favor son los que son invitados, y los otros, los que nunca reciben invitación. Curiosamente, cuando se los llama para opinar en un programa cambian de posición.

"Teoría del cuerpo enamorado", obra de Michel Onfray en la cual no subyace tanto una teoría sobre el sexo propiamente dicho cuanto una apuesta por una disposición sexual centrada en la acción y por tanto con implicaciones éticas y políticas. Michel Onfray no ha tratado el erotismo con la penetración literaria de Bataille, ni ha reseñado las formas de la sexualidad como Foucault, pero ha aprovechado todas las lecciones de ambos. Su intención ha ido dirigida a promover un tipo social de eros que se desprenda de las múltiples trabas a las que el cristianismo y la sociedad normalizada lo tienen sometido.
Teoría del cuerpo enamorado

¿Dónde reside la novedad de su trabajo, qué es lo que aporta de nuevo esta "Teoría del cuerpo enamorado"? Exceso material, gasto placentero, contrato libertario: la propuesta de Michel Onfray consiste en haber recuperado el bagaje intelectual aquilatado por autores modernos como Bataille y Foucault, insertándolo en una perspectiva materialista y atea que se sirve del bestiario fabuloso de la Antigüedad para escenificarla y desarrollarla. Sobre todo hay una reivindicación del epicureísmo como casi la única tradición de pensamiento y acción que podemos oponer al platonismo y su versión popularizada: el cristianismo.

Pero Onfray, que conoce bien estas tradiciones, ha querido aumentar la potencia subversiva y gozosa del epicureísmo, fecundándolo con las ideas anti-convencionales de un Diógenes, el hedonismo de un Aristipo de Cirene o el arte de vivir de los poetas elegíacos romanos. Todo ello desemboca en una apuesta por el libertinaje como uso más amplio y más intenso de la libertad de goce sexual y, por extensión, de la libertad política: ya en otro de sus libros ("Politique du rebelle") Onfray se servía de un antiguo apotegma del siglo XVII para definir al libertino como “aquel hombre de bien que no sabría arrodillarse y que es enemigo de todo lo que se llama servidumbre”.


Michel Onfray es hoy en día uno de los pocos intelectuales franceses que esquiva prudentemente la pedantería al uso de los cenáculos parisinos que siguen vendiendo pastiches salpimentados con todos los tópicos de las últimas décadas. En su variada obra hay una apuesta personal por la filosofía que devuelve su sabor y su entraña a esos manoseados tópicos. Y cuando digo apuesta personal por la filosofía me refiero a la voluntad deliberada del autor de inscribir sus ideas en su existencia, de convertir la filosofía en una manera de vivir.

Michel Onfray es un “filósofo original” en un sentido anti-hegeliano no porque su aportación intelectual sea especialmente novedosa, o heterodoxa o se centre en cuestiones específicas que vienen a desmontar el entramado bendecido del acontecer diario (aunque, desde luego, su aportación no se inscribe en ninguna teodicea), sino porque lleva a cabo su tarea de la forma apasionada y comprometida que define a aquellos que en su día tomaron la decisión de transformar su vida en una vida de actividad filosófica, no sólo profesoral.

Onfray es un autor iconoclasta (valga como ejemplo el último "Anti-manual" que ha escrito para sus alumnos del bachillerato francés), que conoce muy bien todas las corrientes históricas de la filosofía, que ha querido emular más bien a autores segundones y panfletarios que convertirse en un nuevo pope del pensamiento. Onfray no está exento de las limitaciones maniqueístas en las que a menudo incurre quien escribe desde el entusiasmo y la indignación (esos dos motores de la escritura de los que hablaba Chesterton), pero es de agradecer que haya preferido la polémica intelectual a las sutilezas de salón para dotarse de mejor munición en la lucha contra el miedo instituido.

Su escritura es a menudo epigramática, lo que a la hora de ser traducida me ha dado no pocos quebraderos de cabeza, relampagueante, lírica a veces, siempre combativa. No dice muchas cosas nuevas y originales, pero señala lo importante y lo hace con gracia y con un indudable atractivo: la filosofía también puede ser una forma de seducción, y no hay mejor forma para empezar a amarla.

Esta "Teoría del cuerpo enamorado" es la tercera obra traducida al español de Michel Onfray. En Paidós se puede encontrar "Cinismos", sobre la escuela helenística fundada por Diógenes de Sinope. Y la primera se titula "El vientre de los filósofos" y está editada por Ediciones Oria, Guipúzcoa. En esta curiosa obra Onfray emprende el ensayo de una gastrosofía o lo que también denomina una crítica de la razón dietética. A través del análisis de la comida que ha alimentado a los grandes filósofos (desde “el pulpo crudo” de Diógenes hasta las “salchichas” de Nietzsche, pasando por el “vaso de leche” de Rousseau y el “marisco” de Sartre), Onfray pretende elaborar algo así como una gaya ciencia alimenticia.

En fin, primero gastronomía, ahora erotismo: puntos hedonistas de resistencia al ascetismo funcional de nuestra sociedad del trabajo y del consumo.
Puntos que parten de lo referido por Nietzsche en "Ecce Homo": “Estas cosas pequeñas –alimentación, lugar, clima, recreación, toda la casuística del egoísmo- son inconcebiblemente más importantes que todo lo que hasta ahora se ha considerado importante. Justo aquí es preciso comenzar a cambiar lo aprendido”. Cambiar lo aprendido: es lo que García Calvo llama desaprender y en lo que, según Valéry, estriba la verdadera educación. A esta tarea educadora que empieza en los detalles más inmediatos y prosigue en obras de mayor calado intelectual (una teoría estética de la moral titulada "La sculpture de soi", ya mencionada, y una reflexión sobre las posibilidades de una política libertaria a principios del siglo XXI, "Politique du rebelle") se ha encomendado Michel Onfray desde su primer libro, dedicado a un seguidor primerizo y casi desconocido de Nietzsche.

Adolfo Vásquez Rocca.

---------------------------------------------


Bibliografía Completa de Michel Onfray




La escultura de sí, Errata naturae, Madrid, 2009.

Fisiología de Georges Palante, Errata naturae, Madrid, 2009.

¿Ateos o Creyentes?, Paidós, Barcelona, 2009

Los libertinos barrocos: contrahistoria de la Filosofía III, Anagrama, Barcelona, 2009.

'El arte de despreciar la muerte' (conversación con Ger Groot) en Adelante, ¡contradígame!, Ediciones Sequitur, Madrid, 2008.

La fuerza de existir. Manifiesto hedonista, Anagrama, Barcelona, 2008.

El cristianismo hedonista: contrahistoria de la Filosofía II, Anagrama, Barcelona, 2007.

Las Sabidurías de la Antigüedad: contrahistoria de la Filosofía I; Barcelona, Anagrama, 2007.

La filosofía feroz: ejercicios anarquistas, Libros del Zorzal, Buenos Aires, 2007.

Tratado de ateología, Anagrama, Barcelona, 2006.

Antimanual de filosofía, Edaf, Madrid, 2005.

Teoría del Cuerpo Enamorado: por una Erótica Solar, Pre-textos, Valencia, 2002.

Cinismos, Tratado de los filósofos llamados “perros”, Paidós-Argentina, 2002.

La Construcción de uno Mismo. La Moral Estética, Perfil, Buenos Aires, 2000.

El Deseo de Ser un Volcán. Diario Hedonista, Perfil, Buenos Aires, 1999.

Política del Rebelde. Tratado de la Resistencia y la Insumisión, Perfil, Buenos Aires, 1999.

La Razón del Gourmet: Filosofía del Gusto, Ediciones de la Flor, 1999.

El Vientre de los Filósofos. Crítica de la Razón Dietética, R& B, 1996; y Perfil, Buenos Aires, 1999.

Obras en el idioma original francés

* Le ventre des philosophes, critique de la raison diététique (1989)
* Physiologie de Georges Palante, portrait d’un nietzschéen de gauche (1989)
* Cynismes, portrait du philosophe en chien (1990)
* L’art de jouir : pour un matérialisme hédoniste (1991)
* La sculpture de soi: la morale esthétique (1991)
* L’œil nomade : la peinture de Jacques Pasquier (1992)
* La raison gourmande, philosophie du goût (1995)
* Ars moriendi : cent petits tableaux sur les avantages et les inconvénients de la mort (1995)
* Métaphysique des ruines : la peinture de Monsu Désidério (1995)
* Les formes du temps : théorie du Sauternes (1996)
* Politique du rebelle : traité de résistance et d’insoumission (1997)
* À côté du désir d’éternité : fragments d’Égypte (1998)
* Théorie du corps amoureux : pour une érotique solaire (2000)
* Prêter un livre n’est pas voler son auteur (2000)
* Antimanuel de philosophie : leçons socratiques et alternatives (2001)
* Célébration du génie colérique : tombeau de Pierre Bourdieu (2002)
* L’invention du plaisir : fragments cyrénaïques (2002)
* Esthétique du Pôle nord : stèles hyperboréennes (2002)
* Splendeur de la catastrophe : la peinture de Vladimir Vélikovic (2002)
* Les icônes païennes : variations sur Ernest Pignon-Ernest (2003)
* Archéologie du présent, manifeste pour l’art contemporain (2003)
* Féeries anatomiques (2003)
* La philosophie féroce (2004)
* La communauté philosophique (2004)
* Traité d’athéologie, Paris, Grasset, 2005
* Naissance d'une université populaire (conférence ; avec la participation de Stefan Leclercq), DVD, Editions Sils Maria, 2005
* La sagesse tragique : du bon usage de Nietzsche, Paris, Livre de Poche, 2006, Biblio essais n°4388 - (manuscrit datant en fait de 1986, perdu un temps par l'auteur)
* Traces de feux furieux, La philosophie féroce II, Galilée, 2006
* La puissance d'exister, Grasset, 2006
* Théorie du voyage : poétique de la géographie, Galilée, 2007
* Fixer des vertiges. Les photographies de Willy Ronis, Galilée, 2007
* La Pensée de midi. Archéologie d'une gauche libertaire, Galilée, 2007
* Le songe d'Eichmann, Galilée, 2008
* L'Innocence du devenir. La vie de Frédéric Nietzsche, Galilée, 2008
* Le Chiffre de la peinture - L'oeuvre de Valerio Adami, Galilée, 2008
* Le soucis des plaisirs : construction d'une érotique solaire, Flammarion, 2008
* Journal hédoniste :

I. Le désir d’être un volcán (1996) II. Les vertus de la foudre (1998) III. L’archipel des comètes (2001) IV. La lueur des orages désirés (2007)

* Contre-histoire de la philosophie :

1. Les sagesses antiques - de Leucippe à Diogène d'Oenanda, Grasset, 2006 2. Le christianisme hédoniste - de Simon le magicien à Montaigne, Grasset, 2006 3. Les libertins baroques, Grasset, 2007 4. Les ultras des lumières, Grasset, 2007 5. L'eudémonisme social, Grasset, 2008 6. Les machines désirantes (à paraître)

-------------------------------------------------

Fuente: Scaner revista cultural de arte contemporáneo y nuevas tendencias

http://www.revista.escaner.cl/



.

0 comentarios: