5 de septiembre de 2009

Mil mesetas desamparadas y una cancion de amor.


La vida es un paraiso triste, decia Julio Cortazar. Demasiadas servidumbres, una sensibilidad excesiva, una tristeza frecuente, una alegria que se siente como excepción. Los primeros amores desesperados. Los otros amores, simplemente, restos. Burgesitos ciegos. Corto olfato.
Los elefantes, las hijas de Lilith, las taberneras, los dragones, los cronopios, las mariposas y las tortugas tejen el tiempo con distintas agujas. Pero ninguna de los productos tejidos sirven para jugar otro juego. En este paraiso triste que es la vida me dispongo, tardiamente, a soltar mis monstruos interiores, y decirle adios a los monstruos ajenos que siempre interfirieron en mi vida con mirada censora. Por ejemplo los monstruos de Vernengo, o de esos otros negativos que se disfrazaron, con tanta perfección, de amigos. Siempre fui torpe para descubrir los disfraces de amigos, con los que tanta gente pretendio bailar en mis carnavales mas intimos. En este paraiso triste que es la vida o donde la vida trascurre sus dias sin numeraciòn,me propongo, como meta para vivir cerca de la Taberna,salvar el crepusculo.Tarea que no es nada facil, pero que preciso perseguir como,no se bien,horizonte, ficción de sentido. Fantasia con la que puedo organizar el azar de estar en el mundo. En mi crepusculo ,que no es el del hombre bachelardiano,(es una bohemia tardia) quiero patear la puerta que da para el otro lado de todo,abrir una grieta en la Gran costumbre lebiatanica de la baba cotidiana ,las mentiras racionalistas que se llana verdad a falta de un nombre peor.Hablamos tanto de sentido ,acoplandonos a la mentira de las verdades, que nos olvidimas que la vida ,pàra salir del paraiso triste ,no precisa dominar el saber de Dios. No nos serviria de mucho Mas que buscar morder la manzana precisamos, me deci Merlin , entender que la llave del enigma es el propio enigma Precisamos. dejarnosllevar por el enigma, entragarnosa la ola enegmatica.,Esa es la mejor manera de revelarlo.Que ganariamos con definir el sentido de la vida,,aceptar un sentido como el mas pertiente para nuestra vida.Siempre sera un senetido arbitrario .ya que es hijo de un lenguaje representativo ,Un lenguaje que esta muy lejos de las esencias (que en el fondo son solo espejismos de sentido)Albano ,me despreocupo del sentido. No me preocupa encontrar el sentido para la vida,Menos sustituir deseos por sentidos como queria Victor Frank.Lo que me importa es encontrar un destino y no un sentido.Mi destino cropnopico,cortazieno , es el de ir al encuentro del projimo.Vivir simplemente para descubrir, un poco, al projimo.Para descubri al projimo y constituir con el la otredad rizomatica.Cuando yo y el otro nos perdemos en un rizoma nadie podra difernciarnos del alma planetaria.del rizoma cosmico.Poca gente me entiende cuando digo que mi tabernera es rizomatica,Que dona Dona es un rizoma.
Nada de lamentos.Nuestra especia es triste y ludica En el juego encuentra el antidoto a la tristeza, entonces, llama al antidoto alegria .La elegria es una vacuna A mi no me gusta vacunarme en ella.Prefiero tomar doocis desmedidas de lo fantastico.Para mi paladar lo fantastico es el antidoto contra la tristeza, que no es un placbo como la alegria.:Lo fantastico en lo cotidiano Si el destino es una construccion de nuestra propia subjetividad en devenir,entonces, nos vemos compulsivamente direccionados a la necesidad de introduccin lo fantastico en lo cotidiano,como cuando nos enamoramos.Nos movemos en el mundo rel con una mirada racionalista y eso no nos permite ver los fenomenos incomunes, extraños, magicospatafisicos en los interticios de lo real.En el fondo cundo un escritor, como yo mezcla los recuerdos de su vida con sus relatos, con su obra ,esta tornado sus memorias como un relato fantasticosin el apelo a lo fantastico una cae en el ridiculo del recuerdo gris.

0 comentarios: