6 de junio de 2009

El cuerpo nunca puede estar en orden

Respuesta de mis dragones a los dragones de Albano





ALBANO: TU VIAJE EN TORNO A TUS DRAGONES FUE FANTASTICO, YO SIEMPRE ADMIRE TU ESCRITURA, AUNQUE SIEMPRE ME LA BRNDASTE EN CUENTAGOTAS, PORQUE PREFERISTE SIEMPRE VIAJAR POR LOS SONIDOS DE LAS PALABRAS, QUE POR SU TINTA.

De cualquier manera yo diria que me encanta la manera en que tu lenguaje plantea retos cruciales y cada paragrafo es como un `pequeño romance", donde cada frase es en si misma como otro romance dentro del romance- paragrafo, en un juego sin limites, sin principio y sin fin. Un romance en cada fragmento.

El juego de la abrapalabra, como la del venezolano Luis Brito Garcia, donde la inaccesibilidad y la inaprehensibilidad de la palabra se hace poesia: pasado, presente, finitud, muerte, transformación, amores ,decadencia, sensibilidad y razon, la memoria traicionando el afecto, delirios, fantasias, lo fantástico todo como si se pudiera fundirse en la trama vertiginoso del primer texto que me enviaste pàra nuestro libro de dialogos.

Despues de incontables viajes de muchos soles , mi alma de trotamundo posó una noche en la casa de Sergio Cademártori. Entre vinos y hablas puestas al dia, no se porque me hablo de los catografos antiguos, que cuando se encontraban con un territorio desconocido escribian en el mapa en latin "aqui debe haber dragones"

Ese debe ser el titulo, me sugiere, de tu proximo libro. Lamentablemente la editora no aceptó y lo llamaron Territorios desconocidos. Algo es algo. Pero esas palabras me abrieron mundos que no terminan de cerrarse...

Hace muchos años conversando con Andres Green bien proximos a la bahia de Guanabara , el me dijo que yo estaba hablando (en aquel tiempo trabajaba con la metafora de la reserva salvaje) del inconciente amoroso, Traduciendo: Existen varias zonas de inaprehensibilidad de nuestro inconciente (no discuto si esta o no instalado en algún lugar de nuestro fluir corporal)


Una de esas zonas, la menos trabajada por los psicoanalistas es la de los territorios desconocidos del amor. No hay acceso directo pero se descubrió que en ese territorio viven ciertos dragones muy particulares y, hasta el momento poco estudiados.

Se sabe poco de ellos. No hablan mucho de si mismo y no les gusta que alguien trate de indagar sobe ellos: ero ellos se comunican con los territorios concientes de nuestro cuerpo y le dicen cosas sobre los territorios donde viven.

Con todo, algunos expertos en patafisica consigueron elaborar algunas ideas sobre los dragones amorosos. Se sospechan de algunas propiedades, y algunos rasgos temperamentales. Lo que permitió elaborar algunas clasificaciones , mas que provisorias.

Se sabe que son microscópicos , sus cuerpos minúsculos son pura energia sensible, como si fueran energias de puro corazón; sexualmente presentan un estado tensional entre lo masculino y lo femenino, con predominancia en la femeneidad.

Todos son magicos y se ocupan en tratar de unir los sueños con lo que la calle grita. Existen los dragones mariposas, los dragones rosados, los dragones azules, los cronopícos, los fámicos, los dionisiacos, los apolinios, las ascendientes de Clarice Lispector. Algunos, al margen de los nombrados son como extraños guerreros. En torno a todos ellos los guerreros, giran vientos, olas de extraños mares, giran estrellas, sombras, luminosidades que tienen olores de perfumes diversos. Esos guerreros combaten con los señores bestiales, que poseen feudos monstruosos, esta el señor de los errores, el señor de la razón incuestionable, de los lugares comunes ,y el gran bestiario que es el señor de los amores contrariados.

Los dragones son guerreros que no reposan, cuando estan ociosos, entre batalla y batalla, les trasmiten los botines de guerra a los dragones rosados, a los dragones mariposas, a los cronopicos, a los lispectianos, a los dionisiacos que son los encargados de tocas las trompetas de gloria, cada vez ,en el caso de los cuerpos machos, alguna mujer se aproxima a la vida de esos cuerpos aspirando a la inevitabilidad... Claro que ellas no lo saben, pero tienen algunas vibraciones que pone en movimiento a los sonidos de las trompetas.

Los dragones amoroso son todos surealistas: Tanto los dragones guerreros como los emisarios no tiene espadas, sus armas son, simplemente, recursos mágicos, como el de los espejos que permiten escapar de la gran nada que se esconde detras de tantas esquinas.

Nosotros mismos nunca somos los mismos, sino distintos. Tambien nunca ves la misma mujer imprescindible, ni nuestros propios dragones tampoco son los mismos... Todo es una metamorfosis sin treguas.
Y entonces donde somos, En el Eden o en el Dorado. Nos dejaron abandonados en un pais donde las puertas no pueden cerrarse ¿Quien repleta los vacios? Nadie. Por eso los dragones guerreros no tiene reposo. Somos tan pobres que nunca alcanza el dinero para comprar las palabras que nos abran las puertas de, en el caso de los machos, de acceso a la mujer imprescindible.
Estamos condenados a sentirla lejana? Perspectiva de accesos vedados de noches sin luna...
Existe gente que aspira a domar o vencer a los dragones. Pobres. Si ganan perdieron feo.

Prefiero someterme al ritual de los dragones Hasta que termine aprendiendo que yo soy el loco que se siente tú. Hacia cual ensueño corro sabiendo que el sol del mediodia que calienta al poder inexorablemente lo derretirá... Solo sabemos encerrarnos en una soledad perfecta. El resto es territorio desconocido.

Solo usted, la elegida por mis dragones podra sacarme de es perfección tanática. Que trabajo cuesta construirnos las propias cosmopistas de mares claros para poder navegar convertido en un autentico arconauta.

Hombres y mujeres de arena, la magia es apelar al espejo para fijar las particulas de arena en una imagen consolidada que consuela... Pero lo magico no es fácil, Se tiene que tener una predisposicion muy especial para aprender los efectos magicos, que nunca son trucos.

Claro que tambien existen los dragones de la amistad, dragones amigos con los que tomamos vino en las tabernas secretas, que solo los dragones conocen.

Cuando uno tiene dragones interesantes, descarto los famicos y los apolineos, ellos no nos permiten transitar en las ordenes cerradas, construidas hasta en las mas finas mallas de aire, como dice el Gran Julio. Inclusive mis dragones llegan a quedarse profundamente incomodos cuando visitan una casa que preserva la musica de lavanda. Me molesta entrae en casas que me muestran que los dueños viven confortablamente en un orden sin movimientos, disponiendo todo como una reiteración de su alma. Es un disparate de los famas que inspiran a los que dicen que es preciso ordenar las cosas de afuera para ordenar las cosas de adentro.

Pero quien quiere tener ordenado las cosas de adentro?. Mi interior tiene que vivir en medio de olas permantes de estados de locura. Mi interior tiene que ser como la balada para un loco. No existe para mi cosa mas espantosa que una biblioteca ordenada.

Las salas festejadas de sol no me dejan sentir con la intensidad que creo merecer...

Tardé mucho tiempo en darme cuenta que las mujeres que me censuraban mi falta de prolijidad en el orden doméstico no me servian... Cuanta culpa inutil me sembraron esas mujeres demoniacas. Yo no se si muchas veces cuando me invitaban quedarme unos dias en una casa llena de orden, mis dragones se revelan y me impulsan sin darme cuanta a destruir, lo que mas pueda ese orden que algunos se imponen como autocastigo por no atreverse a vivir la intensidades de lo desordenado.

Me sucede a la inversa de los que habitan lugares ordenados. El orden me fatiga. El orden, las actitudes de los apolineos y las famas son, para mi, demonios. Como se puede ordenar la alegria de vivir?

0 comentarios: