12 de noviembre de 2007

Materialismo Mágico XVI



Clarice II

Por Luis Alberto Warat

A madre de Clarice, como la MIA nacieron en Ucrania. Clarice como mi madre viajo bien pequeña para América Como Clarice, yo estoy terminado de instalarme en Rió de Janeiro, sospechando que la elegiré ,finalmente como mi lugar en el mundo. Es muy probable que Rió me invite a renunciar a mi opción política Mafessoliana de asumir el nomadismo como condición de libertad .El Borges ,con el que a veces me encuentro ,siempre me dice que sospecha que yo compartí cosas con Clarice en alguno de nuestros universos paralelos Por momentos , por frases me siento tan identificado con ella que me cuesta distinguir algunas frases de ella sin pensarlas como mías Curiosamente ella y yo terminamos vinculados a la Facultad de Derecho da UFRJ Ella en su momento como formanda y ahora ,en mi caso, incorporándome al cuerpo permanente de profesores de la institución Ademas de estar a mi cargo la dirección general de una cátedra libre de Arte y Derecho que llevara el nombre tan querido da Clarice

De Clarice aprendí, es decir conseguí robarle pedagógicamente algunos secretos (no se olviden que para mi enseñar es dejarse robar, no obstante que ese robo sea clandestino y sin conocimiento del maestro)

Primero le robe mi necesidad permanente de ponerme frente a mi mismo, con imaginación o cordura, con y sin fantasías

Segundo aprendí que es preciso escapar de la desilusión a través de la fantasía, del disfraz que los otros terminan reconociendo como parte constitutiva de nosotros mismos Las delicias de carnavalizar nuestro propio cuerpo como lugar de paso de las identidades fantaseadas, que son en el fondo las únicas posibles y reconocibles Nuestras propias representaciones que precisan estar en estado de permanente fiesta, celebrando las propias fantasías y los efectos de lesa representación fantaseada. El valor de la ficcionalizacion a los ojos de l otro. Como ser las propias fantasías venciendo al ejercito de famas que nos quieren neutros a la fantasía como un jabón sin olor a cualquier perfume .Imbuidos de una manera de ver el mundo no perciben que as instituciones que inventaron se deterioraron y pretenden llegar con ellas a la luna lubrificándolas diariamente como si fuera una bicicleta con la que vamos a hacer las compras para mama, Y la bicicleta no se mueve casi de su lugar, no conseguimos sacarla del garaje. Las fantasías precisan tener contacto con las cosas que nos hacen convivientes. 

No solo necesitamos vernos en los otros, ser influenciado por los otros, sino también tenemos que conservar el deseo de ser otro que yo mismo ,cambiarme por otro ,dramatizarme en inmune ras mascaras , algo de una fragmentación que los actores consiguen ejercitando sentimientos Muchas mascaras son las que nos hacen responsables. Preciso dramatizarme en muchas mascaras para ser autónomo, responsable. Las mascaras que construyen los famas no tiene rostro no dramatizan ni permiten ejercitar sentimientos Mucha gente consigue usar mascaras en carnaval, son festivas, nos permiten ser otros con poca carga de dramatización, pero es importante también aprender a convivir en estado de fiesta, participar de una fiesta que es de todos, no como el cumpleaños que es un espacio para aprender mi narcisismo

En tercer lugar le robe a Clarice su idea sobre lo que es el conocimiento. Me parece coincidente a la que tiene José Wilker cundo afirmo ,en el programa del Gordo, que conocer es entender el sentimiento que tenemos por los otros y poder transmitírselo de un modo claro Conocer como conocer el deseo que tengo por el otro de un modo que pueda trasmitírselo de forma simple y clara. El resto es cultura o información Algo que si se aprende no tiene el mismo valor de lo que nos olvidaron de Enseñar:


0 comentarios: