14 de octubre de 2010

La casa Warat como lugar para cartografiar lo sensible y lo esquiso


por Luis Alberto Warat - uno de los miembros de la Casa Warat - para la Revista Cartografias

La poética barroca trata al mundo como el concierto de desconciertos (Gracian) lleva al uso extremo de las antítesis llevando la sensación de que todo es efímero inestable, sin la solidez de las verdades a la vista.

El barroco es una poesía sobre las ruinas de la existencia y su caducidad. Sobre un fondo de fiesta y exhuberancia, en lo barroco. prima la melancolía por el desengaño y el pesimismo.
Los argentinos tenemos, via tango, una cultura fuertemente impregnada por lo barroco. El barroco se nos presenta como llama en fuga, lo que no deja de ser un comienzo de iluminación de lo nuevo: La llama en fuga es creatividad.

Pero lo barroco no es solo poesía, es condición de existencia. Existe una forma barroca de existir que es recatada por el neobarroco. En todos sus formas de manifestación el barroco repudia lo inerte, lo fijo, las cosas que parecen enunciadas desde siempre, que son siempre artilujios del vinculo del lenguaje con el poder, y con la retórica oficializada por el discurso social. El buen decir, paremos para pensar lo nefasto que fue en la educación ese buen decir.
La erudición, que nunca dejo de ser un modo de la ignorancia. Lo barroco, por el contrario, siendo un lenguaje que expresa lo dionisiaco, es un modo de expresión y afirmación del mal decir, en el sentido que nada de lo que se dice puede ser comparado por otro decir, que sería el bueno.

Cada decir atiende su juego. La poética barroca es aniquilante en el sentido que arrasa con todas las cosas definitivamente establecidas. Son las fuerzas del lenguaje las que se manifiestan por medio del poeta. Por que, los decires, son siempre fuerzas expresivas del lenguaje en estado de fuga rumbo al mañana, no la expresión de un sujeto, que por otra parte es siempre una ilusión.

Los textos barrocos, como los surrealistas no pueden ser traducidos. El efecto metalinguistico de la traducción es imposible. Si yo tengo que traducir un Picaso tengo que hacer otro Picaso que lo exprese.. lo que es imposible.

Para Lacan el barroco tiene que ver con una historieta de lo sagrado,un anecdotario de cristo, ya no historia de la pasión de un cuerpo y de la narración de su goce. Una idea de escritura referida a un centro.el misterio de u goce fuera del cuerpo ausente Un cuerpo de escritura, que evita la emergencia de lo real del cuerpo. Lo contrasagrado que habla. El decir lo contrasagrado es barroco.
La escritua barroca se mustra como un contradiscurso que exhibe los escondites de un lenguaje ,que se enciende recargado como punto de fuga. Es la exasperación de decir lo indecible, exhibicionismo, de lo invisible. La escritura merodea su objeto. Lo barroco es el arte del merodeo para quebrar los puntos conjelados y apuntar a lo nuevo en la historia.

El barroco de la escritura se presenta como el resto no significante del discurso. El barroco expone la indole de artificio de la escritura, que la semiologia desde Saussure a Pirce, pasando por Carnap y Tarsky, se esfuerzan en desconocer. Un gran disimulo semantico, que inaugura la era del concepto, de la razón conceptual y se escapa de lo sensible. Todo discurso, toda palabra se encuentra desnaturalizada, pierde su inhumanidad.

La palabra, el lenguaje es siempre una dsmesura, un desborde de los códigos semiologicos, principalmente los semánticos, produciendo una carnalidad que envicio los codigos semioticos, marcando una forma barroquizante de delirios múltiples. Hace girar la escritura en torno a un centro ausente, un goce de lo inesperado, que se pierde alrededor de los placeres de texto.
El placer del texto, es la marca del esteriotipo, la tendencia a la repetición del sentido. Lo barroco, excediendose en sus funciones, anula la libertad del delirio, provocando las metastasis de la palabra, transformada en la digna voz de la majestad.

Cada vez estoy convencido de tomar como punto de partida, para una nueva concepción de educación, al postulado de que se educa cuidando la salud mental. Me educo ayudado para tratar de entender algo de los territorios desconocidos, las zonas donde la salud del cuerpo es bastante dudosa, inclusive observando las zonas desconocidas de lenguaje que marca mi cuerpo, muchas veces en forma tóxica, y de la propia lengua, que la semiologia desprecia.

Una cartografia para poder construir mi propia alteridad desde la otredad del otro Me éduco cuando voy sacando que mi devenir subjetivo deriva de una red de otrodades que me impulsinas y van dibujando los planos cartográficos de mi cortornos (que metaforicamente llamamos individuos)

El problema no es ser esto o aquello como ser humano, un individuo reificado como sujeto sino devenir inhumano, el problema es el de un devenir animal: que no nos confunda con una bestia no confundirse con una bestia, sino deshacer la organización humana del cuerpo, atravesar tal o cual zona de intensidad del cuerpo, descubriendo cada cual qué zonas son las suyas, los grupos, las poblaciones, las especies que las habitan alimentando su sensibilidad.
Esas son las cartografias que van a ir deteminando una nueva concepción de educación, donde el hombre camine hacia su inhumanidad, la animalidad que se va determinando por la razón sensible y ardiente , desconstruyendo, demoliendo la racionalidad, que en nombre de lo humano teje una red rizomática de espacios e instituciones carcelarias, que me hace prisionero de la otredad de los poderosos: El problema fundamental es desvincular la producción de nuestro devir subjetivo de las amarras del poder.

El barroco, como más me gusta cartografiarlo es un desborde que marca los puntos de fuga y las rupturas de una forma de educarnos y de sanear nuestros devenires subjetivos. Deleuze, Guattari, Baremblit, que son las cartografias que llevo en mi mochila al partir, hablan de la molécula amiga, la que genera flujos de diálogo, basada en los afectos.

En contrapartida quiero cartografiar las diferentes instancias de la la molécula enemiga, la que simula nutrirnos para lobotomizarnos, sin siquiera necesitar recurrir al electrochoque.
Esta última cartografia no la pretendo realizar para entrar en un circulo vicioso, común a muchas criticas, que nos impiden romper el presenta para percibir la llegada del futuro. Es preciso cartografiar las espacios de poder y alienación mental, no para entenderlas y quede ahí, sino para desconstruir y pegar el salto.

En lugar de molécula amiga yo prefiero hablar de hacerme el otro, otrrse (este temino me fue sugerido por Hernan Kesselman (pag 12 29 de marzo del 2007), transformarme en una molécula heterónoma. Que guardaria algunas diferencias con los heteronomos de Pessoa, que son construcción de mi devenir en un plural de subjetividades, pero a partir de una misma subjetividad en devaneos de devenires.
Cuando hablo de moléculas heterónomas, estoy pensando en la construcción de la heteronomia con el otro, devenirse con el otro y desde el otro.
Una fuga barroca de los islotes de actitudes yoicas, dispositivos de nuesta personalidad que aparecen mas allá de de la comprensión causal, de su éxito y de sus inconvenientes y sobre todo más allá de las comodidades peligrosas que nos brindan las certezas, adornadas en general por los lugares comunes donde plantas sus raices las verdades.

Yo no soy más que los fragmentos, las sobras, distraídas y diversas de todos los heteronomes que guardo en mi cuerpo, esa cáscara de amparo de la subjetividad. Heterónomos que en muchos casos son territorios desconocidos de ese algo llamado inconciente
¿No sera que los heterónomos que me transitan, muchas veces sin que los haya descubierto, no constituyen mi inconciente ¿Puede verse el inconciente como una cartografia de heterónomos, donde el centro de producción de mis devenires subjetivos no es más que un otro heteronomo ¿El inconciente como plural de heterónomos multiplicables?

La idea de la multiplicidad de los heterónomos es muy importante, dice el autor que me inspira con su nota, para trabajar las multiplicación dramática. Es un trabajo que prentende descubrir los heterónomos posibles que circulan en una escena mostrativa profesional. Esta idea de la multiplicidad de los heterónomos vale para cualquier continente donde se utilizan herramientas psicologicas, ya sea un trabajo estricto sobre la mente y sus saludes, la educación, donde percibirme un juego de heterónomos me permiten romper con la certeza de no ser más que aquel que somos y nos impide llevar adelante del deseo de hacerse otro, libre de las prisiones del poder.

Cortazar habla fantásticamente de sus heterónomos que irrumpen para habitarlos. Siempre concluyo desde Cortazar tenemos personajes que nos habitan en nuestros mejores y peores momentos, sirve tambien como herramienta de nuestra vida cotidiana, multiplicidad de disposiciones que podriamos actuar (disponibles por hay un otro que en el momento de la intervencion los encarna. En fin, cada uno de nosotros tenemos una tazonomia de heterónomos, los principales, que dialogando con ellos podemos crecer, apuntando a otro modelo de educación Disponibles, que en el grupo, no solo muestran heterónomos familiares, los que mas importa son los heterónomos que el poder envía, a cada subjetividad para crear el Gran toto como heteronomo.

En mi caso, me construi varios heterónomos como jurista, uso como disponibles para dialogar a jusmetralla, el fiscal Falluteli y el juez bombolo, el gran profesor que tuve y que se llamaba Doctor Merengue (personajes que cree como nostalgia de la lectura de la revista Rico Tio)
Suelo trabajar con ellos en algunos encuentros con mis alumnos y también introducirlos en algunos de los Cabarets Macunaima, (aunque fueron pocos y sin registros por tratarse de improvisciones). Mis heterónomos juridicos, son otredades de las cuales no quiero hacermo ellos , sino deshacerme de esos otros.
Mis heterónomos juridicos tiene un algo de paradia, pero son gente con la cual convivo desde que ingresé a la UBA como alumno. Convive, en el Instituto de Filosofia del Derecho de la UBA, con muchos Doctores merengue (todos mis camaradas victimas, saben de quien estoy hablando), entraré en mas detalles en mi autobiografia.
Por esas y otras razones yo soy profundamente partidario del tabajo grupal, que use multiplicadores , disponibles y esquisoanalisis.

Desde que gané mi puesto de profesor en la UBA, me encontré atraido por las cuestiones educativas. No solo teorizando sino asumiendo actitudes en mis encuentros con los alumnos que me diferenciaban de los otros profesores de mi pais (Algo presentido que solo ganó volumen comprensivo de lo que tenia que ser la educación en ese mágico exilio brasilero)
En aquella época, de mis comienzos querian imponer, desde la dirección del Ministerio de Educacion y de la facultad de Derecho, la idea de una pedagogia científica, que yo ya intuitivamnente rechazaba.

Sentia, convencido que la educación tenia que ver con un proceso psicoanalitico: que podamos encontrar la educación y el psicoanálisis como cartagrafias bastante proximas, con componentes transferenciales que me llamaban la atención.
Era casi obvio que mis primeras aprroximanaciones al psicoanalisis tenian la impronta de Freud Luego mi aproximación a las cartografias de Guattari y Deleuze me revelaron otros devenires teóricos, que representan un desplazamiento radical: el esquiso analisis.
Mi primer descubrimiento que me abrió un surco de trabajo inesperado fue la constatación, que me mostraron estos autores, de que el poder, los poderes tiene más necesidad de angustiarnos que de sanear nuestra mente.
El esquisoanalisis como una teoría en movimiento que revela las cuestiones mas problematicas del analisis tradicional,de Freud, Lacan (y otros miembros de la comision de frente en otras entregas hablara un poco de mi vision de esquisoanalisis)

El análisis tradicional se se centra en la interpretación de las relaciones familiares y edipicas, construye una metapsiciologia(principalmente Freudiana) pero no con singularidades.
Cuando exploramas la heteronomia y los disponibles, surgen nuevas cartografias para operar. Estoy hablando de un instrumento de la familia de lo esquiso analisis para la busqueda de la despersonalización identitaria de las enajenaciones del poder.
Es decir, hablamos de la única posibilidad, a futuro, de la educación; la pedagogía del encuentro.

Los heterómos promueven una apertura educativa para la desalienació desde el arte, la vida, la sensibilidad y una posibilidad de vivir muchas vidas sin tener que pasar por una cantidad de muertes permanentes; me refiero a la muerte biológica del cuerpo, claro que tengo que pasar por tantas muertes equivalentes si miramos desde la optica de la muerte como transformación.
Hablamos de las principales cartografías que los miembos de la Casa Warat pretenden colectivamente construir. Un gran ataque a la educación tradicional que tiene como destino final diezmar al otro y ampliar la cantidad de invisibles y explotados que todo poder precisa para expandirse, sea cual fuera ese poder.


LAW

.

0 comentarios: