11 de julio de 2009

El flaneur es un lobo solitario en su desespero




Albano tiene razon, no entendi su flaneur como personaje conceptual, un hombre perdido entre la multitud sin perderse en ella.En el fondo, un observador sensible ,mucho mas proximo de alguien que puede entende lo que esta pasando en ese diluir colectivo de la exsitencia.Tiene mas capacidad de entendimiento que un científico social, que piensa que consigui guardar una distancia adecuada con la multuid y es el mas perdido de todos; defumado entre el humo de tantos cafes.Yo siempe me senti mas Arlequin Flaneur.No me detuve en reparar que era lo mismo, que no existian las diferencias Lobo ,Flaneur, o Arlequin , cualquiera de ellos sabe de la imposibilidad de la Colombina. Ella no es mas que un instante mágico

A veces se confunden los magos con los ilusionistas profesionale que entretienen a las personas generando una ilusion como espectaculo Cuando yo hablo de mágia y de magos , estoy instalando a una suerte de feticero contemporaneo que vislumbra la fuerte apuesta que es preciso realizar para retornar a la alquimiaEl magico. Albano y yo somos magicos en la medida que queremos hacer nuestros propios movimientos de iniciacion a la alquimia, a una alquimia cuantica, fantastica,surrealista y popular.La alquimia de lo sensible

A Alquimia, ciência vencida , que precedeu a química moderna, caminhava junto à filosofia. Durante o iluminismo, alquimistas passaram a se dedicar apenas à filosofia, fazendo com que a ciência caísse no obscurantismo. Vinda de um conhecimento milenar, a Alquimia é geralmente ligada a sociedades ocultas e grandes mistérios. Mesmo havendo controvérsias, os principais pontos nunca foram modificados, desde o início da Era Cristã. Em Iniciação à Alquimia, Alberto Magno desvenda esta ciência para leigos, contando a história da Alquimia e os processos de transmutação dos metais em Ouro. Iniciação à Alquimia ensina-nos a entender o mundo, compreendendo melhor a nós mesmos, porque ambos são metades inseparáveis de um Todo. Alberto Magno estudou física e música. Teve diversos mestres em pintura e escultura, sendo poeta e peregrino. Iniciado nas Ordens da Tradição, percorre os Caminhos Sagrados do mundo, a pé, em busca dos fragmentos de sua alma. Estudioso das Ciência Ocultas, é autor e diretor de teatro, cinema e televisão. Pesquisador das Ciências do Bem e do Mal, Alberto Magno também escreveu o livro O Senhor do Verbo - Pequeno Tratado de Ocultismo, publicado pela Nova Era. "A Alquimia é um exercício do poder mágico e espiritual do homem e, por esta razão, pode ser praticada apenas por aquele que renasceu espiritualmente.

En la Edad Media, los alquimistas, los antecesores de los químicos, tenían como meta fundamental modificar su ser interior para alcanzar un estado espiritual más elevado y pensaban que con la transmutación de los metales en oro podían lograrlo. Esa transmutación, conocida como la gran obra, debía realizarse en presencia de la piedra filosofal, cuya preparación fue la tarea que se impusieron los alquimistas. En el siglo XIII, el objetivo de la alquimia incorporo la búsqueda del elixir de la larga vida, infusión de la piedra filosofal, que debía eliminar la enfermedad y prolongar la vida.La pidra fundamental,en el fondo,Allbano no es optra cosa ñ

Alguna gente (la gran mayoría) ha acusado a los alquimistas de charlatanes e impostores. Con toda seguridad, hombres como Rogerio Bacón, Cornelio Agrippa, Enrique Kunrath y el árabe Geber (el primero que introdujo en Europa algunos secretos de la química), difícilmente pueden ser calificados de impostores y muchos menos de locos, por el contrario, fueron capaces de penetrar tan adentro en las secretas operaciones de la Naturaleza en una determinada dirección y deben, por ende, haber tenido buenas razones para estudiar, practicar y llegar a ser Alquimistas.

Muchos de los Alquimistas han trabajado teniendo la convicción de lograr su objetivo, con incansable paciencia y pureza de corazón, cosa que los verdaderos alquimistas recomiendan muy encarecidamente como principales requisitos para el buen éxito de sus operaciones.

Los procedimientos alquímicos pueden ser utilizados con éxito únicamente por aquellos que son alquimistas de nacimiento o por educación.

La verdadera Alquimia es un ejercicio del mágico poder de la libre voluntad espiritual del hombre, y por esta razón no puede ser practicada sino por aquel que ha renacido en espíritu…

¿Qué es la Alquimia?

Pues bien, la Alquimia es una voz derivada de Al, fuego o el dios y patriarca, y de Chemi, del griego chemeia, de chumos (zumo), mezcla de jugos ó Kham, voz egipcia sinónima de Akâza –bajo otro aspecto Kundalini-, la electricidad oculta, el alkahest de los alquimistas en cierto sentido, o el disolvente universal; la misma Anima Mundi en el plano superior, como la Luz Astral en el inferior; la sutil, supersensible esencia espiritual que llena y penetra todo el espacio; la sustancia viva primordial.

La cuna de la Alquimia debe buscarse en los tiempos más remotos, ha sido el estudio favorito de reyes y sacerdotes, y como lo dice el nombre, es la química de la Naturaleza, es decir, la química Natural…

¿Qué estudia la Alquimia?


Quizá, la visión que tenemos del mundo, no sea tan real, verdadera y definitiva como pensamos.
¿Estamos seguros que todo es como está establecido? ¿Estamos realmente despiertos? ¿Conocemos realmente el mundo que nos rodea? ¿Nos conocemos de verdad a nosotros mismos?
Al primer momento podemos pensar que sí, pero si nos estudiamos un poco, veremos que desde el mismo momento en que nacemos, la familia, la educación, el colegio, la televisión, el sistema, etc.… se encargan de darnos una descripción del mundo y de nosotros mismos, que no nos queda más remedio que adoptar como real.
Sin embargo, esa descripción está formada por un conjunto de ideas preconcebidas o conceptos preestablecidos de la realidad, es decir, que en realidad damos por sentado de antemano, que el mundo que nos rodea es de determinada manera, no en base a nuestra propia experiencia y comprensión, sino en función de lo que nos dice, la ciencia, la sociedad, los códigos morales, las creencias religiosas, etc.…
Eso nos crea unas estructuras o esquemas mentales que serán más o menos rígidos en función de la persona y la influencia de su entorno.
Nos crea lo que podríamos llamar un “programa psicológico”, que nos envuelve y actúa de filtro alterando y condicionando todas las percepciones que podamos tener.
De manera que, ante una misma realidad, dos personas con una “envoltura” distinta, no la percibirán del mismo modo.
Esto hace que no podamos percibir la realidad de las cosas limpiamente. Porque al tener el intelecto lleno de ideas preconcebidas, todo lo que percibimos es automáticamente comparado con ellas, de manera que lo que realmente percibimos al final, es el resultado de esa comparación.
Por lo tanto , nuestro mundo se reduce a lo que ya está establecido dentro de nuestra psiquis; y todo lo que no encaje con eso, es inmediatamente cuestionado, y lo clasificamos como raro, desconocido, metafísico, mágico, absurdo, “científicamente no demostrable”, e incluso a algunos, les genera tanto miedo e inseguridad que lo rechazan, lo rehuyen y hasta tratan de destruirlo o desacreditarlo, porque les rompe sus rígidos esquemas, porque pone en evidencia su ignorancia, su debilidad y el enorme vació que constituye, en verdad, su realidad interior.

Me gustaria saber de Albano si en algun sentidote sientes un neo alquimista ...Como y porque La alquimia no sera un contra historia de la filosofia que le esta faltando a Onfray



0 comentarios: