26 de enero de 2009

Comentarios de fin de fiesta

Personas inevitables

Realmente los cafés inaugurales de Buenos Aires fueron una fiesta, de fraternidad, de afectos y de revelaciones. Principalmente afectos que se revelaron.

Hace muchos años que no haga nada, más allá de los afectos intimos en Buenos Aires, después de casi 23 años estoy queriendo reinstalar un poco Buenos Aires como mi lugar en el mundo.

Claro que sera otro lugar, porque Brasil es una alteridad que me constituye definitivamente.

Soy un Brasilero, bahiano como jurista y modo de afectarme al otro, pero natural de Buenos Aires y eso tampoco se puede negar ni abandonar. La propia ley argentina dice que la nacionalidad argentina es irrenunciable y eso creo que va más allá de una disposición normativa es una determinacion de la propia sensibilidad de los argentinos. Asi termino siendo una mezcla muy interesante, para mi de Argenbras.

Pero la historia no vuelve como repetición, eso es lo más recomendable para evitar un retorno tanático. Por suerte, mi vuelta a Buenos Aires me trajo como un hermoso regalo, conocer a gente que inmediatamente me sorprendió, me pasó esa sensación borgiana de inevitabilidad. Personas que una las siente como portadoras de afectos inevitables.

Todos tenemos territorios desconocidos, donde viven nuestros dragones. Ellos le avisan a los cronopios que viven en los territorios inevitables, que esa persona que esta delante nuestro es inevitable, que uno debe hacer todo para que no se distancie de nuestra vida, se pierda en el mundo.

En los cafés encontre personas que no conocía o que conocía muy poco, que tenia recuerdos nublados, pero que despertaron a todos mis dragones.

Comenzando por Leopoldo Fidyka, del que fui profesor hace 23 años, nos vimos despues una solo vez por algunas horas y ahora estamos tejiendo una complicidad afectiva que me enriquece. Es un cómplice, realmente imprescindible para mi.
Pepe Capdepon, que no conocia pero que inmediatamente se produjo la comunicacion afectiva y las coincidencias en el polo de sentipensar.
A Fabio Quetglas, del que también fui profesor, pero que hoy me mostró toda su sensibildad y madurez teórica.

PatriciaHermida, con quien no tuve oportunidad de hablar mucho, pero que me dejó la sensación de que esa habla no era necesaria, por que silentemente nos dijimos todo lo que se tenia que decir para plantar la semillas de una linda amistad, lo mismo diria de Alicia Suarez, Gustavo Di Paolo, otro miembro de ese grupo incomún también me dejo una impresión parecida y me revelaron la existencia de cartografias afectivas en Buenos Aires que precisan ser descubiertas con sensibilidad borgiana, sin dejarse derrotar por las trampas de la UBA.

Por supuesto no quiero ni generalizar ni restar. En la universidad, siempre hay de todo, incluso muy buena gente. Pero no tengo un buen recuerdo de mi paso por la catedra de Gioja y despues de Vernengo. El clima afectivo siempre fue escaso. Claro que fueron tiempos difíciles,y me tocó tener idolos autoritarios, y no se si fue una cuestion de época. Prefiero no dar nombres, los que vivieron esos tiempos saben de quienes estoy hablando. Lo cierto es que espero que podamos construir una cosa diferente.

Además del grupo de personas que mencione existen otros que pasaron rapidamente por el cafe, pero que me dejaron una imprecion muy buena, preciso conocerlas un poquito más para hablar de ellas.



Como siguen los cafés

Marzo J.Pessoa

Abril Salvador

Mayo Rio de janeiro

Junio o agosto Rio Grande do Sul o Mendoza

Octubre Mardel Plata



Noviembre Jornadas de Derechos Humanos en el Mercosur

0 comentarios: